Este blog es el resultado de un largo trabajo de recopilación de información sobre una serie de plantas aromáticas, condimentarias y medicinales. Podréis encontrar datos sobre condiciones ambientales, multiplicación, recolección, partes útiles, propiedades medicinales, usos culinarios, curiosidades... Los dibujos son de una buena amiga, y las láminas incorporadas son de uso libre y diversa procedencia.
Esta información en ningún caso sustituye al diagnóstico ni al tratamiento del profesional de salud competente; se da por hecho que cada persona buscará el asesoramiento adecuado ante cualquier problema de salud, y contrastará con los profesionales correspondientes los datos que pudiera extraer de este blog.
Cualquier aportación, sugerencia o similar será bienvenida: entre todos podemos enriquecer el blog para aumentar su utilidad. Estas aportaciones serán recogidas en los comentarios y su autenticidad será responsabilidad de los autores de dichos comentarios.

domingo, 10 de enero de 2010

SALVIA (Salvia officinalis)

CONDICIONES AMBIENTALES:

Arbusto plurianual, muy rústico. Florece de abril hasta finales de julio. Su aroma atrae a las abejas y otros insectos beneficiosos. Climas templados y cálidos, prefiere climas secos y emplazamientos soleados y protegidos. Resiste sequías y algo las heladas. Prefiere suelos ricos, secos, calizos y bien drenados; se adapta bien a casi todos los suelos pero no tolera exceso de arcilla porque retiene el agua, se encharca y asfixia las raíces.

MULTIPLICACIÓN:

Fácil por semillas, en semillero en febrero/marzo y en tierra en abril/mayo. Por esquejes de unos 10 cm. en primavera o en otoño. Por acodos: enraizar ramas que tocan el suelo y echan raíces (finales invierno). División por pies (fines invierno a pº primavera). Para conservar la forma arbustiva, podarlo en primavera e ir cortando las espigas marchitas. Si las hojas amarillean, indica que la planta no tiene espacio suficiente.

RECOLECCIÓN:

La recolección de hojas frescas se hace según necesidades de consumo, aunque no conviene recolectar durante el primer año. Se corta poco antes de la floración o al inicio de la misma. Para destilación y extracción de aceite esencial: segar ramas una vez florecidas. Para el secado se cuelgan en ramos o en rejillas en lugar fresco, seco y aireado.

PARTES ÚTILES: Hojas y flores.

USOS CULINARIOS:

En cocina se usan las hojas frescas o secas como condimento para sazonar carnes y embutidos y dando sabor a patés vegetales; se emplea en estofados, marinados, rellenos, cordero, ternera, cerdo, caza, pescados grasos, quesos y mantequillas de hierbas. Es bastante utilizada en la cocina italiana, ya que combina muy bien con la pasta; es famoso el plato de “saltimbocca”, que consiste en ternera aderezada con salvia y salsa de vino tinto. Todas las legumbres ganan en digestibilidad al añadir unas hojas de salvia en el agua de cocción. Se recomienda usarlo en pequeñas dosis para no enmascarar el sabor del plato. No suele combinarse con otras plantas aromáticas, pero en cambio combina bien con ajo, cebolla, escalonia, pimienta y nuez moscada.

PROPIEDADES MEDICINALES:

Antiséptica, cicatrizante, tónica, antisudoral, astringente, antioxidante, hipoglucemiante, diurética, digestiva, febrífuga, emenagoga, estimulante, carminativa, estomacal, vulneraria y antiespasmódica. Se utiliza en dolencias del aparato respiratorio y digestivo, y contra sudores nocturnos. Es muy empleado en gárgaras y como desinfectante bucal.

CURIOSIDADES:

Ha sido una planta sagrada a lo largo de la historia y considerada por muchos como una panacea universal. Los primeros registros de uso medicinal de la salvia se remontan a los arios (zona de Persia e India). Entre los griegos era muy apreciada, consideraban que hacía fértiles a las mujeres, se usaban para la momificación y como antídotos en el control de las pestes epidémicas. Entre los romanos también fue muy apreciada, teniendo un carácter sagrado. Persistió su veneración durante toda la Edad Media y era utilizada por los druidas de las Galias y en la elaboración de la hidromiel.
En Francia aún existe la costumbre de tomar vino tinto caliente aromatizado con canela y salvia. Los nórdicos tiene por costumbre poner brotes jóvenes de salvia en pequeñas cantidades aderezando las ensaladas; no obstante, su uso en los países escandinavos no se difundió hasta principios del siglo XIX, llevada por los monjes.
Si no recibe abonado ni demasiado riego, concentrará mayores propiedades medicinales que si crece demasiado exuberante.
Plantada junto a zanahorias, tomates o fresas, mejorar su sabor y crecimiento.

GLOSARIO

ANTIESPASMÓDICO: Calma los espasmos o contracciones nerviosas y musculares.
ANTIOXIDANTE: Contribuye a evitar la oxidación de las células.
ANTISÉPTICO: Combate la proliferación de bacterias y otros en los procesos infecciosos.
ANTISUDORAL: Reduce la sudoración excesiva.
ASTRINGENTE: Estriñe, retrasa el curso del contenido intestinal y dificulta su evacuación.
CARMINATIVO: Ayuda a expulsar los gases intestinales.
CICATRIZANTE: Participa en el cierre de las heridas.
DIGESTIVO: Facilita la digestión.
DIURÉTICO: Favorece la secreción de orina.
EMENAGOGO: Favorece o regulariza la menstruación.
ESTIMULANTE: Estimula y activa ciertas funciones del organismo.
ESTOMACAL: Facilita la digestión.
HIPOGLUCÉMICO: Disminuye el nivel de glucosa en la sangre.
TÓNICO: Devuelve el tono, la fuerza, a un órgano o a todo el organismo si padece atonía.
VULNERARIO: Facilita la cicatrización de las heridas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario